sábado, 19 de julio de 2008

Sabes? tu boca provoca en mi ser ese insondable deseo de mas,
mas de ti, mas de todas esas tardes de emocionantes aventuras sin sentido
mas de tus manos calidas paseando por mis brazos, quiza hasta por otras regiones
de mi cuerpo.
Has despertado en mi la triste nostalgia del deseo ; ese que pense perdido an algun momento
¿ que has hecho de mi?, de mi vasta inocencia, de mis inutiles deseos de un cuerpo a mi lado.

Devuelve a esta inmortal la mortalidad que le quitaste , dale a su cripta un epitafio; y a sus nichos: rellenalos de la dulce miel roja que la vida ha ido dejando a lo largo del camino de una trotuosa región; esa que mi cuerpo representa...

2 comentarios:

Nicholas-Ashford dijo...

Siento alegría por saber que me quieres, la vida es distinta y el aire tiene aroma de sonrisas. Siento alegría por tenerte, la misma que siento porque te pertenezco.

Cada beso es un sueño y cada una de tus miradas es el cielo por el que camino sin fin. Que alegría tengo cuando amanezco pensando que te veré, que alegría cuando anochezco esperando despertar para volver a verte. Siempre es alegría, tu eres alegría.

Y es que el mundo es alegre, hasta la tristeza es alegre si tu me acompañas, si tu estás conmigo. Porque el amor es alegre, es dicha y tu eres el centro de cualquier felicidad.

El mundo me ve alegre, y yo no disimulo la alegría, es difícil ocultar el amor, y es imposible no cuando se trata amarte a ti. Eres lo mejor, ¿cómo no alegrarme?.

De nuevo hoy me acostaré con alegría, me dormiré con tu imagen en mi mente, sé que me quieres y con eso durará mi alegría.

Que alegría!

Kadannek dijo...

Otra vez le saludo.

Usted tiene muchas ideas y bastante por entregar, se percibe, pero si tan sólo puliera sus letras un poco, se verían todavía más bellos sus escritos.